domingo, 31 de julio de 2011

LA NIÑA Y LAS SETAS

Dos niñas iban a casa llevando setas.

Tenían que cruzar la vía del tren. Creyeron que la máquina estaba lejos, escalaron el talud y empezaron a atravesar los raíles.

Entonces se oyó el retumbo del tren. La mayor de las niñas volvió atrás corriendo, y la pequeña atravesó la vía.

La mayor se puso a gritar a su hermana:

–¡Quédate donde estás!

Pero el tren llegaba tan cerca y armaba tanto ruido que la pequeña no entendió: creía que le mandaban volver. Se metió entre los raíles, dio un tropezón, las setas se le cayeron y se puso a recogerlas.

El tren se echaba encima, y el maquinista hizo sonar el silbato con todas sus fuerzas.

La niña mayor gritaba:

–¡Deja las setas! –pero la pequeña entendió que le mandaban recoger las setas, y se arrastraba por la vía.

El maquinista no pudo frenar. La máquina se acercó, silbando con toda su fuerza, y atropelló a la niña.

Su hermana chillaba y lloraba. Los pasajeros se asomaron a las ventanillas de los vagones, y el revisor fue corriendo al extremo del tren para ver qué había sido de la niña.

Cuando el tren pasó, todos la vieron, echada entre los raíles, boca abajo e inmóvil.

Después, cuando el tren estaba ya lejos, la niña alzó la cabeza; se puso, dando un brinco, de rodillas, recogió las setas y corrió hacia su hermana.


León Tolstoi

3 comentarios:

Nicolás dijo...

Me parece muy bien que motives la literatura desde este espacio, saludos.

Aldana Torres dijo...

No entendí muy bien el cuento

Aldana Torres dijo...

No entendí muy bien el cuento

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...